Como enfoca la cámara es un punto importantísimo porque cuando enfocamos estamos diciendo al espectador donde tiene que poner la atención, estamos diciendo al que obseva la foto qué hemos enfocado en ese punto porque queremos que mire ahí, porque en ese preciso punto está lo que queremos transmitir.

¿Qué enfoca mi cámara?

Las cámaras de fotografía digitales tienen un criterio determinado a la hora de enfocar, priorizan el contraste y la distancia a la hora de enfocar.

Buscan puntos donde el contraste es alto para enfocar o por proximidad, es decir que si hay algún elemento que está cerca de la cámara también es una buena forma de poder enfocar más rapidamente.

Si algún día estás en alguna situación en la que no puedas enfocar porque haya escasez de luz, busca un punto en el que esté dando la luz por un lado pero no por el otro y enfoca en el punto donde estas dos zonas coinciden, punto de contraste de luz, ya verás que rápido enfocará tu cámara.

¿Como enfoca mi cámara?

Como siempre, vamos a empezar por el principio, apretamos el disparador hasta la mitad y nuestra cámara mide y enfoca...

Principalmente tenemos dos modos de enfoque

  • AF-S (Servo o estático), lo utilizaremos cuando fotografiemos a elementos que estén estáticos, por ejemplo un paisaje o una sesión de modelos en la que éstos estén a nuestra disposición, es decir que no han de moverse, simplemente posar y que siempre vamos a poder controlar la distancia de la cámara al modelo. Si se mueven y tenemos una profundidad de campo pequeña correrá el riesgo de salir desenfocado. Normalmente hay dos formas de enfocar en estático

    • enfocando con el punto central en cualquier parte del encuadre y reencuadrando para que los elementos de ese encuadre queden compuestos tal y como nosotros queramos.
    • Decidiendo el encuadre y moviendo el punto de enfoque a través del visor hasta situarlo en el punto que más nos interese.
  • AF-C (Contínuo), lo utilizaremos en situaciones en las que los elementos de la escena estén en movimiento, por ejemplo fotografía deportiva, reportaje social o una sesión con un niño pequeño o una mascota, que se mueven un poco. Este modo de enfoque es un poco arriesgado y como todos los modos automáticos dependes de la máquina, hoy en día las cámaras han mejorado mucho tecnologicamente pero sigue siendo un modo de enfoque obligado para según que tipo de fotos pero algo arriesgado. Como ya hemos dicho antes las cámaras detectan el contraste o la proximidad del elemento, imaginad un partido de baloncesto en el que estás enfocando a un jugador y continuamente están pasando otros jugadores por delante que pueden distraer el enfoque de la cámara o el movimiento de elementos que quedan detrás del jugador que queremos fotografiar que en ese momento está parado. Hay que ir reenfocando continuamente y buscando el jugador que te interese para que el foco sea más preciso. A la hora de enfocar de este modo hay varias opciones a escoger, más o menos puntos de enfoque dentro del encuadre, opción de seguimiento a través de 3D... cada una de ellas es algo más precisa pero con el mismo objetivo.
  • AF-A (Automático) La cámara decide que modo de enfoque prioriza a la hora de disparar.
  • M (Manual) Tan sencillo como mover en anillo de enfoque del objetivo hasta que veamos una confirmación de enfoque en el visor o nosotros veamos visualmente por el visor que lo que tenemos en el encuadre está correctamente enfocado. Logicamente este tipo de enfoque se utiliza en ocasiones en las que no es necesario cambiar de enfoque continuamente. Por ejemplo en fotografía nocturna solemos enfocar una vez, a la hiperfocal por ejemplo, tal y como vimos en el capítulo en el que vimos como enfocar utilizando la hiperfocal, e inmediatamente después pasar el enfoque a manual, para no perder esa distancia de enfoque y no tener que enfocar más, mientras no toquemos ningún parámetro de la cámara.

¿Cuando sé que una foto está enfocada?

Para saber que una fotografía está bien enfocada debemos acudir al concepto de círculo de confusión, ¿qué es esto?, las imágenes están formadas por puntos, estos puntos suelen tener una medida de 0,02 o 0,03 mm, con esta medida y a una distancia de visión de 25 cms veremos la foto perfectamente enfocada, si esos puntos son más grandes veremos la fotografía desenfocada.

 

Recomendación de hoy...

La recomendación de hoy viene relacionada con el enfoque y es disociar el enfoque, ¿que significa ésto? diferenciar entre el enfoque y el disparo.

Es muy fácil, escoge un botón de función de la cámara que puedas configurar a tu gusto, normalmente se utiliza el que tienes al lado del visor ya que es más práctico por poder presionarlo con el dedo gordo de la mano con la que aprietas el disparador, le adjudicas la función de AF o también puedes hacer que mida la escena AF/AE, eso ya es cuestión de gustos. A partir de ahora, siempre que vayas a realizar una foto debes tener en cuenta que tu cámara va a enfocar (o medir y enfocar) desde ese botón, en el momento en el que enfoques podrás utilizar el botón del disparador de la cámara las veces que quieras ya que la cámara no volverá a enfocar hasta que no vuelvas a presionar el botón habilitado para ello.

Yo antes de hacerlo así debía medir y exponer en cada foto ya que, como ya sabéis la cámara mide y expone cada vez que presinamos hasta la mitad el botón del disparador, con este método ya no es necesario porque liberas el botón del disparador y tan sólo realiza la función de disparo.

Espero que el capítulo de hoy os haya sido útil, recordad que podéis hacerme llegar vuestras dudas sobre cualquier aspecto técnico sobre los temas que estemos tratando en los podcasts de los lunes al mail fran@carretedigital.com y vuestras dudas sobre cacharreo que trataremos con Aniol de Fotok la semana que viene.

Y para acabar agradeceros mucho vuestros comentarios y me gustas en ivoox y vuestras reseñas y valoraciones de 5 estrellas en itunes que tanto nos ayudan a mejorar y a llegar a mucha más gente.

Nos vemos la semana que viene.

Feliz semana y muchas fotos...

Adeu, adeu!!

 

Share | Download(Loading)