Hablamos de cómo funciona Instagram, posiblemente la mayor red social de fotografía a día de hoy, una red social dónde podremos compartir nuestras imágenes y añadir filtros predefinidos. Veremos qué esconde esta red social, cuales son sus usos y su historia. Un pequeño repaso a esta gran red social, en la que sí o sí tenéis que estar.

Nació una característica muy especial, podíamos visualizar exclusivamente las fotografías en formato 1:1 o formato cuadrado, siendo un guiño a las antiguas cámaras de impresión al instante como Polaroid. Tras actualizarse se ha adaptado a distintos tipos de formatos, que detallamos en el podcast.

También existe la posibilidad de intercambiar mensajes entre usuarios a través de Instagram Direct, una especia de mensajería interna para chatear entre usuarios. Y podremos compartir enlaces si tenemos más de 10.000 seguidores, algo con muy buena acogida.

Esta red se creó en 2010 y actualmente tiene una base de datos de alrededor de 300 millones de usuarios, datos de 2014. Fue desarrollada para iPhone, hasta que en 2012 salió disponible para Android, obteniendo un millón de descargas en sólo 24 horas.

No fue hasta 2011 cuando Instagram introdujo los hagstag, aunque parece que siempre estuvo ahí, hablamos de una herramienta que incorporó casi ayer. Funcionó a la perfección y se hizo fácil poder etiquetar las fotografías para poder encontrar temas similares o tendencias.

En 2012 Instagram fue comprada por Facebook, siendo una de las mayores operaciones en el mundo de las redes sociales, 1.000 millones de dólares, una cifra monstruosa, algo muy polémico, ya que Facebook no tiene muy buena reputación con el respeto de la privacidad de sus usuarios, Al final de ese mismo año, hubo una actualización de términos y servicios muy criticado, ya que Facebook se quedaba con el derecho de venta de imágenes a terceros sin notificación a los usuarios sólo por poder usar su red social.

Evidentemente las críticas fueron tales, que Instagram tuvo una sangría de usuarios, que se pasaron a otras redes sociales y tuvo que rectificar y eliminar esa condición de sus términos, aunque aún a día de hoy, sigue haciendo peripecias con las condiciones jugando al límite con sus usuarios.

Llegamos a 2013, dónde se incorporó la funcionalidad de etiquetar a personas en las fotografías, algo muy demandado por sus usuarios. Pero este no iba a ser el único cambio importante de esta red social, y en 2015 añadió publicidad en su red social, algo muy criticado también pero por lo que Facebook no iba ni pensaba dar marcha atrás, ya que era el motivo principal de su compra, insertar publicidad en Instagram.

En 2016 cambió la estética y su logotipo, causando de nuevo, como todo lo que rodea a esta red social, un gran revuelo y añadieron las funcionalidad de las "historias", pudiendo compartir videos o fotos que caducan y desaparecen en 24 horas, una copia exacta de lo que hacía otra red social llamada SnapChat, Facebook intentó comprar SnapChat pero se negó a su venta y la opción de Instagram fue copiarla, siendo muy usada y una de las herramientas más bien recibida por parte de los usuarios.

Todo esto se complementó con los "directos" otra opción más que incorporó a finales de 2016, copiando nuevamente a Periscope, aplicación de sus enemigos de Twitter. Así que podríamos decir que Instagram se ha ido haciendo grande gracias a copiar a su competencia.

Enlaces de Interés:

00:0000:00
Share | Download(Loading)